Hace unos días, hablando de oportunidades de bienes raíces en el sur de la Florida, le recomendaron a un amigo contratista que tomase en cuenta las propiedades que se encuentran a lo largo de la trayectoria del nuevo tren, que irá de Miami a Orlando, llamado All Aboard, que se prevé entre en funcionamiento para el 2017.

La respuesta del hombre fue inmediata, “Hace 20 años que escucho hablar de ese tren y todavía no lo he visto.”

Me di cuenta de que como él, muchos en Miami son un poco escépticos con este proyecto de tren que correrá hasta 125 millas por hora y se detendrá en Miami, Ft. Lauderdale y West Palm Beach, siguiendo hasta Orlando. La trayectoria Miami-Orlando será de 3 horas y media.

En los últimos años, el sur de la Florida ha cobrado mucho auge y este exige un mejor sistema de transporte, por ello todo parece indicar que All Aboard va de camino a ser una realidad en nuestras vidas.

Para los que no han estado al tanto, Fortress Investment Group, compró en el 2007 dos compañías con base en la Florida, Flagler y Florida East Coast Railway, que forman parte de un conglomerado llamado Florida East Coast Industries (FECI), LLC por su siglas en inglés y All Aboard es su único proyecto dirigido a los consumidores.

“Lo que es diferente entre este proyecto y los anteriores, es que Fortress Investment Group, es una multinacional que hace otras muchas cosas y han decidido no limitarse al transporte de carga. A mí no me cabe duda de que este tren será una realidad” dijo John Dohm, presidente de Miami Realtors Association.

Según Dohm las tres estaciones donde este tren se detendrá: Miami, Ft. Lauderdale y West Palm Beach, ayudarán a fomentar las áreas adyacentes, atrayendo a familias que se tienen que desplazar por razones de trabajo, a profesionales que trajinan en los tres condados, como pueden ser algunos abogados y también a los que viajan por razones de negocios. Así mismo servirán para establecer vínculos entre barrios que ahora se mantienen separados.

“En Miami, en Ft. Lauderdale y en Palm Beach hay una tendencia a crear un ambiente más peatonal y este tren ayudará mucho a vincular zonas en las que se pueda andar, por ejemplo, en Ft. Lauderdale ayudará a unir la parte Oeste donde vive mucha gente, con Las Olas, donde está el área financiera y de entretenimiento” dijo Dohm.

La estación de Miami Central, será la encrucijada del Metrorail, Metromover, All Aboard y eventualmente el Costal Link. Se trata de un proyecto que creará una segunda versión del ahora Tri-Rail, que une Miami, Ft. Lauderdale y West Palm y lo hará correr sobre los mismos rieles de All Aboard, entre Jupiter y Goverment Center. Desde luego hará muchas más paradas, abrirá más oportunidades de desarrollo de bienes raíces a su paso y podría transportar hasta unos 9 millones de pasajeros al año.

Esto tiene sentido, ya que ahora el Tri-Rail corre al oeste de la I-95, lejos de donde están los centros de entretenimiento. De esta forma hará que este tren sea más asequible y práctico para el público local.

Una de las preguntas que muchos se hacen es cuántas veces estas rutas combinadas de All Aboard (14 trenes de ida y 14 de vuelta) y del Coastal Link detendrán el tráfico a su paso. Se supone que All-Aboard con tres paradas y de marcha ligera, detendrá a los autos en los cruces por menos de un minuto.

El Coastal Link, un poco más lento podría detenerlos más, pero según los entendidos, no mucho. Sí servirá para unir los barrios existentes y los que surgirán, así como para aliviar el tránsito, una de las preocupaciones más importantes del desarrollo que estamos viendo.