Por: Blog Publicar Colombia

Actualmente, las empresas se han digitalizado gracias a los avances tecnológicos y a las tendencias nacionales y mundiales de consumo. Según estudio revelado en julio del año pasado por el Centro Nacional de Consultoría, el 74% de las pymes usa Internet y tiene mayor presencia a través de páginas web. Hace tres años, el 21% de las Mipymes tenía su micro sitio, y al año la cifra incrementó a 34%, una clara evidencia del valor que las empresas le han encontrado a este recurso tecnológico en los últimos años.

Por ello, para ser asertivo en el diseño y creación de contenido de su negocio en la web, en el Blog Publicar le traemos 7 elementos clave que deberá tener en cuenta para  lograrlo:

1.     Fácil acceso y claridad de la  información

Recuerde que no todas las generaciones tienen facilidad con la tecnología. Con tan solo los primeros segundos de visita, el usuario debe entender de qué se trata su negocio, así que evite la saturación de información. Kissmetrics afirma que la tasa de conversión (número de ventas totales / número de visitas totales) aumenta en un 173% cuando es claro lo que se comunica al usuario en el sitio web.

2.     Utilización del color según el  tema

Más allá de utilizar los colores por su contraste, hay que asegurarse de que sean adecuados según el tipo de producto o servicio que está mostrando en la página y según el comportamiento que generan en el ser humano.

Si utiliza tonos rosa, por ejemplo, el sitio se asocia con conceptos como dulzura, delicadeza, ilusión y romanticismo. En diversos países se encuentra el estereotipo de feminidad, por tanto no sería conveniente ponerle a una página de venta unisex un fondo rosa, puesto que puede generar rechazo o desconexión por parte del género masculino. Amazon, una de las diez páginas más frecuentadas en el mundo, utiliza en su logo el blanco (nobleza, pureza, bondad), el amarillo (creatividad, tranquilidad, calidez) y el negro (sofisticación, valor, prestigio). Así mismo, la página principal muestra predominantemente el blanco y el azul oscuro (inteligencia, confianza, fuerza).

3.     Uso en dispositivos  móviles

Es indispensable que la página web se adapte a cualquier dispositivo móvil y que todas las versiones tengan la misma accesibilidad a los productos. Según la consultora Buró de Comunicación Digital, aproximadamente 340 millones de usuarios hacen parte de esta tendencia en América Latina.

4.     Llamado a la  acción

Presentar datos sobre su producto o servicio no garantiza que el visitante busque más información sobre él. Por tal razón, es fundamental invitar al usuario de manera llamativa a que se registre, contacte o tome la decisión de compra directamente.

Un ejemplo es la panadería colombiana Le Grand Francés, que utiliza en su página principal el ícono de una mujer con un micrófono para situar el número y correo de domicilio, y la bolsa de compra para indicar qué está pendiente en la orden. De la misma manera, usa términos como “conócenos”, invitando al usuario a interactuar con el contenido del sitio, y cuenta con imágenes profesionales de los alimentos que ofrece, lo cual es llamativo para el  visitante.

5.     Cumplimiento de la promesa

Si la página no brinda lo que ofrece, dejará de ser visitada, pues ahora los usuarios intercambian experiencias a través de sus redes y pueden hallar otros sitios que satisfagan las expectativas de lo que buscan. Así que toda la información puesta debe ser verídica.

Por ejemplo, si la página promete envíos gratuitos en la ciudad, a cualquier dirección, por la compra de x número de artículos, y el usuario encuentra en la finalización del pedido que su envío tendrá un costo por esa misma cantidad, se sentirá decepcionado porque se le está incumpliendo una promesa con la que contaba desde el principio.

6.     Uso correcto del lenguaje

Nadie estará dispuesto a visitar una página con errores ortográficos, le resta seriedad, confianza y credibilidad al contenido. Además, según el tema y el público objetivo, se deberá decidir si se utiliza un lenguaje formal o coloquial. Es recomendable que cuente con un corrector de estilo que revise la información que se  publicará.

7.     Constante actualización

El desarrollo tecnológico ha permitido que las comunicaciones fluyan de manera rápida a través de plataformas virtuales. Por eso, lo que no se actualiza cada cierto período es olvidado o produce malestar en el usuario.

Un ejemplo: un almacén de ropa que ofrece todo el año la misma colección. Es evidente que aburrirá al comprador por estancar la rotación.

Otro ejemplo más cercano a lo digital son las redes sociales. La fotografía publicada hace una semana ya pasó al olvido; lo que se ve es lo reciente, lo nuevo, lo inmediato. Un consejo adicional: si va a sacar una promoción con fechas límite, asegúrese de que su aviso sea retirado el día de la finalización; dejarlo sería crear falsas expectativas en el  usuario